Un leve sentimiento de vacío y alguna estupidez | La libreta roja

Luismari, Josu y su madre, Antonia.

Continúo con el repaso a la familia. Hoy toca el turno a la familia Olivares.

Luis Urbiola y su mujer María, abuelos de Luismari por vía materna, vivían en Lodosa.

Luis era grande y corpulento, muy velludo. Y calvo. Tenía una empresa de diligencias que cubría la línea Lodosa-Pamplona. En aquellos años ya existían las primeras líneas de autobuses, pero aún se mantenían los transportes de personas y mercancías por tracción animal. Y con una cierta prosperidad, a juzgar por el recuerdo de Luismari, que pasó al menos un verano en Lodosa con sus abuelos… aunque eso ya lo contaremos luego. Sigue leyendo

Anuncios