Garzón, suspendido

Desconfío por sistema de quienes figuran demasiado, y sobre todo de aquellos que se creen por encima del bien y del mal. Pero admiro a los que sostienen que la justicia no caduca y están dispuestos a jugársela para que así sea.

No se si Garzón es de los unos o de los otros. Es el tipo que persiguió a Pinochet y se atrevió a abrir las fosas de la guerra civil. Entró en política de la mano de Felipe González y salió de espantada al poco tiempo. Quizá porque no le dejaban hacer las cosas como esperaba. O tal vez porque no tenía suficientes tragaderas. Dicen que no es el mejor instructor. Es posible que se haya saltado algunos procedimientos para sacar adelante sus casos.

No lo se.

De lo que sí estoy seguro es de que, si alguien tenía que pararle los pies, no deberíamos haber dejado que fuera por una querella de Falange. No, eso no está bien. Los que hemos suspendido de verdad somos nosotros.